Las reflexiones de Juan


domingo, 20 de agosto de 2017

EL MAL



"Mal (filosofía)
Condición negativa relativa atribuida al ser humano.
La idea de mal o maldad se asocia a los accidentes naturales o comportamientos humanos que se consideran perjudiciales, destructivos o inmorales y son fuente de sufrimiento moral o físico. Puede ser estudiada por la ética o la moral, la antropología, la sociología,[1]​ la política,[2]​ el derecho, la religión[3]​ y la filosofía. Como tal lo estudia la ponerología.
Algunas definiciones indican que la maldad es el término que señala la ausencia de la bondad que debe tener un ente según su naturaleza o destino.[4]​ De esta forma, el mal sería la característica de quien tiene una carencia, o de quien actúa fuera de un orden ético, convirtiéndose en consecuencia en alguien o algo malo.[5]" Wiki.

"Bien (filosofía)
Valor otorgado a una acción de un individuo
El bien es el valor otorgado a una acción de un individuo, es una inclinación natural a fomentar lo deseable, motivado por una comprensión del entorno, de las personas (por ejemplo a través de un profundo ejercicio de la empatía) y/o de uno mismo. Un conjunto de buenas acciones (acciones bien ejecutadas) que propugnan lo bueno para el propio individuo, o para terceros, o para una causa, o para la sociedad en general.
Algunas religiones, como la judía y la cristiana, contemplan la historia del mundo y la historia de cada ser humano como una lucha histórica entre el Bien y el Mal. De ahí que se promueva la virtud, como camino del Bien, y se combata al pecado, como camino del Mal. Incluso las profecías bíblicas predicen, para el futuro, el triunfo definitivo del Bien sobre el Mal." WIki.

Hoy abordaremos un último articulo como parte final de la triada de artículos que hemos comenzado con MIEDO, seguidos de DOGMA y que ahora finalizaremos con EL MAL. Era necesario escribirlos en este orden para tener una mejor comprensión de los procesos subyacentes en las estructuras mentales y químicas de los seres humanos. No escribimos de forma técnica usualmente, sin embargo, era necesario para la comprension de lo que la humanidad llama "el mal", y para hablar de el mal, también hay que hablar de el bien como elementos de la gran unidad cósmica.

Para nosotros por definición el mal no es una condición pre-existente en el cósmico, por tanto, cada uno es responsable de lo creado y lo recreado en su universo; así pues, si un ser cualesquiera que sea tiene como propósito en el universo recrear condiciones contrarias al universo que habita, este es generador de una orientación al mal, pues el mal en si mismo no existe; así como el concepto del bien, ya que ambos son creaciones de marcos mentales que, según el grado de evolución de los seres que habitan cada una de las esferas celestes, estará condicionado de una manera u otra, y a su vez, este será comprendido de una forma distinta según su grado de evolución, entonces, la destrucción de un planeta puede ser visto como un gran mal para los habitantes de un determinado mundo y la vida biológica que habita sobre el, sin embargo, es un gran bienestar para los mundos que estarán por nacer en una linea de tiempo posterior a tal desastre, pues los elementos de este mundo son llevados a otros para iniciar otro ciclo de vida distinto conocido como una manifestación del bien máximo dentro del paradigma de la consciencia de la materia. La creación de vida biológica. Es asi que al caso contrario, la impermanencia de la materia y la creación de "vacío absoluto", la destrucción de todas las estructuras armónicas universales y el caos absoluto, es conocida como la manifestación del mal según la consciencia de la materialidad.

Ambas fuerzas son el eje central de la naturaleza misma y no por la acción de los individuos ni de las percepciones desde el grado de comprension que poseen, sino la causa y la consecuencia misma de "habitar" en el universo, de la proyección mental y de la estructura subyacente de la misma creación/destrucción de la materia/vacío del mismo.

Estos postulados están muy lejanos de las tesis humanas que a través de la comprension del bien y mal (DOGMA) del cómo se recrean condiciones que desencadenan caos según el orden establecido (MIEDO) y a su vez genera un desorden general, ya que la recreación de estos acontecimientos son producto de la ignorancia de otros grados de comprension y de múltiples factores que no serán enumerados a los que llamaremos Mal. Este Mal es un atributo que se le da a un ser según la orientación de su grado de consciencia y de las leyes universales que es capaz de comprender tanto como las fuerzas que puede someter en el universo; asi pues, un humano en el que su grado de consciencia esta orientado hacia la inexistencia de la materia sera propenso a "destruir" cualquiera de los estados de la materia en cualquiera que sea el tiempo y lugar pues al no ser relevante para su propio proceso tiende a deshecharlo por ley natural como agente destructor; de otro lado, un humano orientado hacia la existencia de la materia buscara recrear las condiciones para la continuidad de la misma y la construcción con base en la materia misma sobre el "vacío o la nada" siendo este un agente creador.

Como es sabido uno es comprendido como "Bien" y el otro como "Mal" dentro de un esquema gregario y dogmático en la colonización de las mentes humanas, siendo estos agentes de un proceso desencadenante del miedo, asi pues, quienes postulan la destrucción del universo destruyen la materia por miedo que lo creado obtenga mayor espacio matricial y los que postulan por la creación del universo construyen materia por miedo de la destrucción del universo físico, es por esto que en los rituales de alta magia se busca que los magos y maestros recreen las condiciones necesarias que favorezca los propósitos del dogma y paradigma al que representan, es decir, que si se es un "mago negro" buscará la destrucción de la materia y si se es un "mago blanco" la recreacion de la vida material. Estas dos fuerzas han sido estudiadas desde la antigüedad y comprendidas desde tiempos remotos que van mas allá de la creación misma del humano y, que sin duda alguna, no son magia sino "un grado de comprension con distinta orientación al resto de la humanidad" salvaguardado por lo que llamáis "casta sacerdotal" con propósitos diversos.

Ninguna de las dos fuerzas en estudio tiene orientación moral, adolece de ética alguna y no existe para satisfacer la incipiente existencia de la humanidad, sino que son partes de una misma creación, cada una cumpliendo su función, plasmando los espacios necesarios para la colonizacion mental del espacio matricial creativo/destructivo según sea el caso y asi mismo, al ser la misma magnitud creativa en distinto grado, puede tener por si misma una connotación contraria al paradigma conocido y al dogma aprendido; es entonces que la creación de una entidad cualquiera que sea destruye el espacio matricial del otro, asi como la construccion de la matriz del antiverso destruye la materia en el universo y la matriz del universo destruye el vacío del antiverso pues ambas son fuerzas contrarias y suplementarias de la creación según el espacio matricial recreado. Esto explica el proceso de la luz y la oscuridad como fuente del mito humano sobre las mismas, los dioses, las practicas de "magia" según el sentido que se le quiere dar, asi como las distintas formas de percibir los estados de las ondas y de las partículas. Esta paradoja esta estudiada y documentada ampliamente por sociedades que han experimentado las condiciones para conocer a profundidad los secretos de la creación. De estos son derivadas las investigaciones sobre partículas/antipartículas y materia/antimateria que desde hace mas de 100 años son mantenidas en secreto, asi como el estudio pormenorizado de las fuerzas vacuas del cosmos.

El mal como es conocido por el común de la humanidad es en sintesis el contrario de la percepción del bien según el dogma y para los humanos en proceso de evolución son fuente de toda clase de sentimientos, reacciones, recreaciones, fines, y un largo etcétera que son usados por aquellos que buscan dominar la voluntad humana, pues si la humanidad entera comprendiese que el bien y el mal no existen como tal sino que, son una serie de acciones orientadas en una forma artificial, determinada según condiciones preexistentes, e inducidas por el miedo recreando un espacio matricial favorable/desfavorable según el grado de comprension de quienes se someten a tal ley y asi mismo esta es la proyección de la recreacion del mental. Si es entendido este principio acabaría la manipulación mental a la que esta sometida la humanidad, es decir, si se comprendiese que el bien o el mal no existe como tal ya que al carecer de ética y moral se empelaría la energía cósmico interna (microcosmos) y/o externa (macrocosmos) en mantener el complejo Cuerpo/Mente/Espíritu en el estado mas óptimo funcional según el universo habitado, prolongando las posibilidades de avanzar mas en la comprension del si-mismo, de las leyes que ordenan el universo y de la naturaleza misma, dando equilibrio al entorno pues utilizaría el conocimiento en recrear las condiciones necesarias para mantenerse en este espacio matricial sin miedos y sin dogmas guardando la correspondencia cósmica a la que tendría lugar.

Centésimo Humano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario