Las reflexiones de Juan


viernes, 4 de noviembre de 2016

NEFER-RA-NETER


Los humanos siempre buscan el significado de lo que desconocen, queriendo darle sentido a su entorno, a lo visible y lo invisible, a lo terrenal y a lo mágico, a lo puro y lo impuro, a la esencia y a la banalidad. Asi es su naturaleza pues la curiosidad origina la percepción de la realidad del conjunto o de la consciencia mental que habita el planeta.

Todos los humanos tratan de explicar el universo según lo comprenden y no es una verdad de esta raza sino de las muchas razas del cosmos, de un universo auto-contenido que se recrea a si mismo. Siempre se da un nombre a todo lo conocido/desconocido individualizándolo del resto de la creación, es decir, que para decir DIOS los humanos le dan un sonido, una palabra que individualiza lo creado y lo aparta del resto; ciertamente no es así pues nada esta inconexo en la creación.

Los humanos se mueven en un universo trinitario de allí la palabra TRINITAS VERITAS, que significa que en la trinidad esta la verdad, mientras tanto, el humano falsamente cree vivir en un mundo regido por la dualidad ya que no comprende la base de esta Trinidad que ha sido por miles de años parte de la consciencia mental colectiva humana. Padre-Hijo-Espíritu santo de la religión cristiana, Isis-ra-Osiris de los egipcios Enlil-Anu-Enki de los sumerios/acadios y así podríamos seguir con cientos de ejemplos mas de trinidades como deidades de un universo incomprensible para el humano.

Cierto es que fue el Judaísmo quien recogió un dios único y verdadero para ellos (YHWH-JUPITER-ZEUS) la palabra innombrable para los miembros del sanedrín y rebajaron las trinidades a una palabra, asi lo mas poderoso del universo es solo una palabra, convirtiéndola en una deidad que unificaba todas las preguntas del humano. Esta entidad solo recoge una parte de lo que es realmente DIOS. Hasta la fecha actual en cualquier cultura del planeta cada uno tiene una manera de representar la divinidad a la que le deben rendir culto, esta deidad es una energía, un lazo, una materia creada por palabras, mantras, energías diversas o cualesquiera que sea la forma del arquetipo representativo de ese dios. Nada mas alejado de lo que es DIOS.

Los egipcios tenían 3 palabras para representar a DIOS, no solo una, sino 3 a saber:

  • NEFER
  • RA
  • NETER

La palabra NEFER significa vibración, armonía y belleza; simbolizada como música en movimiento que contiene ondas vibratorias que armonizan la belleza de la creación. Luego la palabra RA significa hidrógeno, energía, luz que ellos reconocían como la principal deidad de todas pues era el SOL el Logos creador y dador de vida. En los tiempos modernos se ha confirmado que el hidrógeno es el elemento que la estrella de este sistema solar produce energia en llamaradas creando la luz de la vida; de allí que se asocia a DIOS con la luz ya que esta crea o creó este universo. Llegamos entonces a la palabra NETER que los antiguos, los primeros arquitectos, le llamaron así a la creación terrestre por ende significa vida, creación y consciencia por lo cual es en síntesis naturaleza en todo su esplendor, belleza y armonía.

Estas tres palabras son la triada que representa a DIOS y los humanos falsamente a través de sus creaciones mentales han generado dioses carentes de todo sentido practico pues ninguno de ellos representa la totalidad de la creación, lo creado y lo que esta por manifestarse pues la sola palabra YHWH, El uno, El incognoscible, EL, o cualquiera de los dioses conocidos solo son la representación de un paradigma carente de todo lo que realmente es DIOS.

Entendido esto, los humanos podrían decir bajo cualquier argumento que dios es lo que piensan que pueden ser y no lo que es, han convertido a la misma represencion del mismo un dogma que los convierte en todo lo que no es esta Armonia, luz y vida. No os vamos a decir o a definir que es DIOS para vosotros, pues el dogma es fuerte y ha colonizado las mentes del humano pero podremos daros los indicios de lo que no lo es.

DIOS no es una palabra, no es un dogma, no es un ser, no es un logos en si, no es un creador, no es una inteligencia ni nada que se le parezca pues todo esto solo son elementos aislados del mismo; también al solo llamarlo DIOS le damos la connotación dentro de los términos de la dualidad, del universo mental humano, subjetivo y lleno de ambigüedades, miedos y dogmas por lo cual solo diremos que DIOS como lo que es y según LA TRIADA DE LA VIDA, LA MUERTE y RECREACION es y somos todos, cada uno de los seres, plantas, animales, estrellas, planetas, materias, energías, vacuidades y todo lo que podáis comprender según vuestro grado de consciencia, pues somos todos nosotros, somos el mismo creador en distintas instancias, en distintos grados de comprensión, en distintos grados de consciencia, en distintos lugares, somos todo, somos la nada y esta todo dentro de cada uno de nosotros, somos la creación misma separados solo por instancias de lo que los humanos llaman muerte.

Centésimo Humano.